Algunos comentarios sobre la privatización de la AEE, desde el punto de vista de la PRTC

    Ha surgido un serio debate sobre la 'privatización' de la AEE, promovido en parte por el PdS 548 de Eduardo Bahtia, quien respeto grandemente por sus geniales entrevistas a los candidatos de la Corte Suprema de Puerto Rico. Igual, sus opositores como Juan Rosario son de semejante calibre moral e intelectual, haciendo del tema lo que se podría denominar un 'buen debate'.  (Nota: no se ha podido obtener copia del proyecto del senado, y por lo tanto se hará referencia solo a los comentarios que han sido emitidos en la prensa y la radio.)

    Si miramos a la historia de la Telefónica (PRTC)--particularmente cuando se privatizo en 1997/98, podemos notar varias cosas.  Cambios tecnológicos, particularmente la invención del teléfono celular y su estrepitosa caída de precio de $4,000 a $100, dio a la realización que las posibilidades de ganancias habían cambiado en la industria de telecomunicaciones.  La telefonía celular radicalmente reducía los costos de redes de telecomunicaciones al no requerir derechos de propiedad para instalar las necesarias lineas de cable de la telefonía tradicional. Cualquier persona leyendo los informes anuales de la PRTC durante las dos décadas previo a su privatización, notaron el crecimiento exponencial en el numero de celulares; creando nuevos mercados para compañías pequeñas (ofreciendo beepers) y grandes (las típicas transnacionales).  Dicho cambio tecnológico eventualmente dio a un auge para cambio de infraestructura por la 'avaricia corporativa' que buscaba nutrirse de este nuevo mercado. Luego de 1997, y con el cambio de reglamentación, el exponencial crecimiento de celulares de la PRTC cesa casi inmediatamente--transfiriendo este mercado a terceros en una aguda competencia corporativa que se dio tan reciente como hace dos/tres décadas atrás.  Hay alguna correlación entre cambios tecnológicos y cambios institucionales, aunque su relación es compleja y no-predecible.

    En un sentido estricto, aunque las tecnologias de 'energia renovable' han estado en constante desarrollo, no ha habido el tipo de cambio 'revolucionario' para sugerir que los intentos de cambios institucionales sea promovido estrictamente por este. Lo que es cierto, es que durante la ultima decada, el tema ha tomado auge por su masiva promoción como resultado del contundente cambio climatico.  Si para la decada e 1970, el cambio climatico parecía ser un tema etereo de impacto neglegible, hoy día hay más que visible evidencia de su realidad: masivos glaciares derritiendose, extinciones de especie en grandes proporciones, etc.  El ser humano esta imponiendo cambios radicales a la tierra análogos a los ocurridos durante la larga historia paleolitica. Es una realidad que circunscribe el énfasis a la energia renovable.  Fernando Abruña y Al Gore, quienes promovían este tema para la decada de 1970 en Puerto Rico y EU, no están tan locos después de todo.

    Es de mayor probabilidad que el auge al cambio institucional eléctrico este siendo fomentado por los 'descubrimientos' de gas en Estados Unidos, o mas apropiadamente el 'fracking' en el cual se inyecta soluciones al subsuelo para forzar al gas que suba a la superficie.  Se ha dado a una drastica reducción en el precio debido el aumento en su oferta. La producción se gas triplico a 3.1 trillones pies cúbicos entre 2007 y 2012; y el estimado de reservas se duplico a 827 trillones de pies cúbicos.  Con abundancia de gas, es obvio que se esta buscando exportar el producto a otros lugares, a pesar de que su produccion tenga nocivos impactos ambientales.  Afecta la calidad del agua, y alegadamente ha llegado a tal punto que se puede encender el grifo de agua con un fosforo.  Varios países europeos han condenado y prohibido la practica de 'hydraulic fracking'. En este sentido, se esta tratando de confundir dos tecnologias muy diferentes mediante el mismo esquema de 'privatización': una nociva al ambiente (fracking) y otra positiva a ella (energia renovable), posiblemente intentando de cooptar un discurso (energia renvoable) por el desfavorecido (gas de fracking).  

    La historia de la telefonía en Puerto Rico y el resto del mundo ayuda a clarifica el asunto de otra manera.  Como ha ocurrido repetidamente en la historia de la telefonia,  es claro que estos cambios institucionales están siendo fomentados por dinámicas de redes (network dynamics) resultando en 'policy emulation': viendo que cambios exitoso han sido realizados en otros lugares, líderes estatales toman el ejemplo e 'imitan' dichos cambios en sus propias localidades. La dinámica es 'universal', dandose tanto para cambios 'pro-estatales' (nacionalizaciones) comp para cambios 'pro-corporativos' (privatizaciones).  La difusión sobre información de estos cambios a otros lugares cambia el contexto político de promover cambios masivos institucionales, reduciendo costo político de un resultado negativo  como consecuencia de una decisión errada. Al bajar dicho costo  a su futura candidatura, el político se ve entusiasmado a actuar hacia soluciones que podrían ser consideradas no-populares dentro del ojo publico.  

    'Factores mayores' no detectables a prima facie están en juego, tanto psicológicos como económicos.  El sorprendente hecho que casi todas las islas del Caribe tengan precios de electricidad inflados indica dinámicas que cortan a través de la diversidad de sus sistemas políticos, culturales, y económicos.  La misma dinámica puede ser observada en las telecomunicaciones de la región y, de mayor sorpresa, en los rutinarios patrones de sus cambios institucionales a través de su historia.  

    Es decir, siempre es bueno tenerle un ojo a 'dinámicas mayores' que pueden estar influenciando las circunstancias locales sin que nos estemos dando cuenta de las mismas. Igualmente, no podemos obviar el papel de actores corporativos, siempre deseosos de mayores ganancias y rentas y, mirando por donde poder picar, socializando sus perdidas mientras que privatizan sus ganancias.

    Las circunstancias que hoy rigen el cambio institucional en la AEE son claramente diferentes a la que se dieron en el ámbito de las telecomunicaciones hace veinte años.  Lamentablemente factores comunes incluyen la 'cultura institucional' que ha tendido a fomentarse bajo el control político de corporaciones publicas luego del Muñozismo de 1950.  La lamentable tendencia de administraciones de entidades gubernamentales es al definirse como feudos personales es su 'espíritu de practica': con tal de que los requisitos mínimos de practica sean cumplidos, su administración interna es no-transparente y dominada por el clientelismo político.  Al momento, las deudas mas grandes que tiene el gobierno de Puerto Rico con bonistas proceden de sus corporaciones publicas.  Independientemente de si dichas deudas fueron originadas en su 'cultura instituciona', no hay duda que es otro factor determinante en el auge del cambio institucional que se esta dando.

    Podemos señalr que aunque la AEE parece tener todas las herramientas para moverse hacia la energía renovable--instrumentos financieros como tecnológicas--carece de la 'voluntad' hacia dicho cambio, sea por su cultura institucional, la tendencia hacia el conservadurismo que típicamente rige la sociedad puertorriqueña, o meramente la alegada 'mafia' que la rige.  No es que no pueda cambiar, sino que no quiere, sea cual sea la razón. Este inmobilismo es lo que financieros palpan como una 'ausencia de competencia' o una presión hacia una mayor agilidad de la corporación. Sintiendose cómodo en su lugar, con una audiencia cautiva (consumidor puertorriqueño) al cual le transfieren todos sus gastos y/o pérdidas, los dirigentes de la corporación publica no ven motivo para cambio institucional alguno, lo que causa frustración por parte de su clientela pagando cifras elevados e desiguales.

    (Incidentalmente, la corporación esta mas que dispuesta a violentarle los derechos a humildes clientes de la ruralía, como ocurrió durante la construcción del gasoducto del sur para eso de 2008, en el cual la compañía se pasaba hostigando propietarios con vuelos de helicóptero por sus casas, detallad por la ahora senadora Rosana Lopez, previa directora de la Oficina de los asuntos de la vejez.)

    Podemos tambien señalar que la energia renovable no tiene una estructura 'inata'; algunas tecnologias tienden hacia la decentralizacion (paneles solares), mientras que otras tienden hacia la centralizacion ('aceite solar').   Claro esta que la mayoria de la poblacion puertorriqueña es pobre (60% approx), y que sugerir que el costo sea cargado directamente a ella solamente resultar en que nunca se adopte la energia renovable. Es por esta simple razon que la AEE tiene que jugar un papel central en la adopcion de la energia renovable, de querer establecer un plan viable.  La industria de telecomunicaciones ha desarrollado instrumentos financieros para este tipo de cambio, al cual le urgo a la AEE que estudie detenidamente y adopte para su transformacion tecnologica. Tenemos el sol a nuestro favor; no nos falta mucho para el cambio.

    Aunque en principio estoy en contra de que se privatice la AEE, tambien estoy en muy fuerte oposición a comentarios hechos por el distinguido Juan Rosario, que ha servido como honorable representante del ciudadano en su Junta.  Notando la pérdida de ingreso de mover la isla hacia la conservación y la energia renovable, que indudablemente reduciria ingreso de la AEE, Rosario adjudica cambio en el servicio de la AEE para nuevas fuentes de ingreso. Especificamente este sugiere que la AEE utilize su propia fibra optica para meterse en el servicio de las telecomunicaciones.  

    La propuesta de Rosario tiene la vaga sugerencia de la restauración de la PRTC informal, mientras que la misma vez se 'salva' la AEE, tumbando dos pájaros con el mismo palo.  Pero existe un grave y serio problema con esta sugerencia, debido las posibles violaciones de derechos civiles que podría ocurrir bajo tal régimen, combinando la electricidad con la telefonía. Si no me creen, consideren la siguiente situación hipotética.

    Cuando uno usa una computadora al momento, uno puede prender la misma sin tener que estar conectado al internet; las funciones de comunicaciones y energía eléctrica están claramente divididos--hasta el punto que se percibe que no puede haber relación alguna entre ellas.  Si uno esta preocupado de algún tipo de 'jaqueo' o intrusión digital, uno simplemente utiliza una computadora que no tenga conexión alguna al internet; si existe, uno simplemente desconecta el cable de ethernet, y sigue operando como si nada hubiera pasado. Tan simple como eso.  Chijin chijo, nada inusual por aquí.

    No obstante, ha emergido una nueva tecnología que permite establecer comunicaciones de redes mediante la misma conexión de electricidad, conocida como PoE  (power over ethernet).  Es decir, uno puede utilizar el mismo cable eléctrico para emitir correos electrónicos, mensajes de texto, o visitar paginas web, como lo haría al momento con su 'modem' y sus 'cables de ethernet'.  Al momento, estos sistemas todavía operan con algún nivel de discreción y no se han unido dentro de un mismo sistema. Para conectarse, el vigente sistema PoE  todavía requiere un cable de ethernet, pero cuyo final esta conectado a una caja eléctrica, en vez de un modem de teléfono.

    Imaginese ahora un futuro en el cual ambos sistemas--el de energia eléctrica y el de telecomunicaciones--esten incorporados en uno.  Aunque parezca inovador y genial da a un inevitable resultado: ninguna computadora tendra genuina privacidad alguna, debido que al prenderse, inmediatamente tambien se conectaria al interent.  Ligar estas dos funciones contribuiria a un futuro francamente horrifico en luz de las crasas violaciones de derechos civiles que han surgido a la luz publica por Edtward Snowden. Especificamente, se ha visto la complicidad entre la NSA y los asesinatos politicos de la CIA.  Las implicaciones de la nocion de Rosario son 'horrificas', para usar una palabra politicamente correcta.

    En fin, creo que el problema de la AEE es uno 'excelente' al arrojar a luz uno de los problemas fundamentales de la sociedad puertorriqueña: la ausencia de contabilidad de nuestros lideres institucionales y de nuestra cultura politica.  Los banqueros quisieran brindarle una 'solución' estructural, que basicamente elimina el ente pubico en su totalidad; pero tales soluciones tienden a ser temporeras sin actualmente resolver el problema cultural.  Como se diria en Texas, estarias botando al bebe con la agua de bañera. Aunque deberíamos de mantener la AEE, tiene que imponerse un nuevo regimen cultural institucional, en vez de picarla en cantitos--algo mas facil decir que hacer.  

    Como cualquier persona sabra, cambios culturales voluntarios tienden a ocurrir lenta y obstinadamente.

Add a comment

Comments can be formatted using a simple wiki syntax.

They posted on the same topic

Trackback URL : http://www.ictal.org/index.php?trackback/553

This post's comments feed