Crisis como oportunidad: AEE y sus obsoletas generatrices

La retórica publica en Puerto Rico esta tan diluida por distorsiones y falsedades, que uno se pasaría la vida escribiendo solamente para indicar las mismas.  Lo cierto es que las inversiones en el capitalismo como tal no están aseguradas; es este nivel de riesgo que típicamente brinda mayores ganancias y rentabilidad. No obstante, los inversionistas quieren ‘tener su bizcocho y comérselo’: inversion sin riesgo. Por lo tanto, caracterizan su inversion en los medios como si hubiese sido un préstamo hecho por un banco local. Aunque en ambos casos se esta intercambiando dinero entre dos partidos, los términos y condiciones de las transacciones no podrían ser mas diferentes.

Otro asunto problematico es el de las generatrices de la Autoridad de Energia Eléctrica (AEE).

La reacción de las población ha sido algo histérica, posiblemente reflejando la ansiedad de nuestros líderes. Pero recuerden que toda crisis también representa una oportunidad: un nuevo sitio en donde vivir, una nueva experiencia de vida, un nuevo amor. Lo peor que la AEE podría hacer ahora mismo seria sacar mayor inversion para construir nuevas generatrices—intentando así de ‘recrear su pasado glorioso’ (que de hecho no fue tan glorioso como nos imaginamos).*  

Tenemos que aceptar la obsolencia de las generatrices y utilizarlo para aceptar una ‘nueva etapa de vida’. 

En vez de remplazar las generatrices, la AEE debería de iniciar un plan agresivo de expansion de paneles solares a través de toda la isla. Lo cierto es que los precios han decaído drásticamente. Si en 1975 el precio de panel por vatio generado estaba en $101, hoy dia esta a $0.61. Como en el caso de los teléfonos celulares, que originalmente costaban $4,000, a manera que cae el precio de los paneles, aumenta su adopción, que en si fomenta la continua caída en su precio. 

Imaginase el siguiente escenario: el numero de paneles solares en cada urbanización aumenta drásticamente, hasta el punto que las generatrices de petróleo de la AEE (Central Aguirre) se conviertan meramente en suplidores secundarios de emergencia a la red eléctrica de Puerto Rico. Es en ese punto cuando nuestra red eléctrica sera genuinamente ‘robusta’, estableciendo miles de generadores alternos, reduciendo la dependencia del petróleo del Medio Oriente y asegurándole a las fuerzas productivas del país la fuente energética para una nueva era de crecimiento económico.

Así como se terminan los monopolios naturales.

Es lamentable que la situación financiera en la cual se encuentra la AEE genere un obstáculo a dicha expansion. De igual manera, es claro que sus representantes no han defendido los intereses del pueblo a mayor grado, al tan fácilmente doblegarse ante las demandas de los accionistas. 

Les aseguro que de las posiciones estar reversadas, la actitud de los bonistas seria muy diferente a la que vemos ahora.


Notas

*La situación me recuerda a los casos de doñas mayores de edad, que si fueron bellezas en su juventud, rehusan aceptar su nueva condición de vida—y proceden a hacerse todo tipo de operación en el cuerpo para ‘borrar’ las nobles señales de la vejez. Gastan un dineral en operaciones es de ojos y sobre toda curvatura de su cuerpo que existe para amplificarla o darle mayor simetría.  Los que resulta al final es típicamente un monstruo; una criatura cuya desfiguración física refleja la desfiguración de su alma. 

 

Add a comment

Comments can be formatted using a simple wiki syntax.

They posted on the same topic

Trackback URL : http://www.ictal.org/index.php?trackback/888

This post's comments feed