La debil base moral para oponerse a la Junta de Control Fiscal*

    De la manera que se están expresando sobre la Junta de Control Fiscal, uno supondría que se le va a caer el cielo a Puerto Rico.  No hay duda que  tendrá poderes ominovoros para hacer lo que tenga que hacer con las finanzas de Puerto Rico. Pero, en vez de tomar esta ocasión como un buen momento para una honesta reflexion sobre nuestra cultura y sociedad, se esta subiendo la bandera de guerra; hay que reeducar al pueblo.  Lamentablemente, este llamado se fundamenta sobre una base moral muy débil.

    Como señala el economista Santos Negrón Díaz en su “Contabilidad Macroeconómica de la Dependencia”, Puerto Rico recibe más de $20 billones de Estados Unidos todos los años. (Noten que esta es cifra para el 2013, el cual Negrón Díaz señala había aumentado en un 6.6% desde el 2006. Probablemente a aumentado en los ultimos tres años.) 

    A considerar esta cifra por un segundo.

    $20 billones es mas de DOS VECES el tamaño que el estado genera por sus propios ingresos, unos $9 billones en el 2015 de acuerdo al Banco Gubernamental de Puerto Rico. Es decir, Puerto Rico solamente aporta un tercio al erario de sus funciones.  Puerto Rico simplemente no  estaría en su condición económica favorecida que tiene hoy sin la enorme entrada de fondos del gobierno federal año tras año. (Uno tiene que haber viajado por America Latina para entender lo que significa la genuina pobreza.)  Quien paga las cuentas y te presta dinero de gratis tiene todo el derecho para evaluar como se están usando estos fondos.

    Es claro también que la crisis del momento indica cuan dependiente es toda actividad socialtanto económica como culturalrecae sobre el gobierno. Es por esto que la recién organizada oposición a la Junta de Control Fiscal en el Museo de Arte de la UPR teme.  Debido que tantas organizaciones y actividades culturales dependen de la asistencia gubernamental, estas naturalmente se ven afectadas por la Junta. Con buena razón temen que sus presupuestos serán reducidosalgo que sin cuestión alguna va a ocurrir.

    Pero la lección aquí, a mi entender, es principalmente llama a una reflexion sobre la vulnerabilidad que la dependencia gubernamental implica.  Lo que parecía estar asegurado ante la crisis se disuelve debajo de los piessemejante sentimiento expresado por Carlos Darwin cuando presencio un terremoto en Chile.  Lo que parecía solido se derrite en el aire.

    Es decir, el mal manejo (entre otros factores) de las finanzas de Puerto Rico implica que todo sobre el cual se basaba sobre el gobierno ahora esta puesto en cuestión.  Ciertamente el amalgama total de esta dependencia tiene enormes variaciones de validez e importancia.  Los pagos de las pensiones a los retirados supera por ordenes de magnitud las aportaciones que el estado este haciendo al deporte, por ejemplo; ciertamente su juicio del asunto  dependen de quien usted es y como sera afectado por el mismo.  Pero mientras que el cuidar de los ancianos en un contrato social, mantener canchas de baloncestobeneficiosas que sean al bienestar de una comunidadno necesariamente lo es.

    Todos hemos sabido por largos años que el gobierno estaba siendo administrado incorrectamente; su uso como primer recurso para el empleo ha sido un enorme error en mi opinion.  Pero, como señala el economista Juan Lara, no es que el tamaño del gobierno que sea grande, sino la ausencia de actividad privaticia que es el problema.  Como otras comunidades hispanas, los puertorriqueños tienden a no depender de instituciones formales, sino que recaen sobre las informales, principalmente la familia, para todo tipo de apoyo económico, informativo y estratégico.  Las abuelas “controlan” el país, sin querer queriendo.

    Es claro también que las instituciones que deberían de estar apoyando la actividad económica, están viciadas hacia sus propios intereses.  Demasiadas instituciones academics pos-grado, miran la educación como una fuente de lucro personal, desgastando los pocos recursos de la ciudadana para enriquecerse ellas mismas como instituciones. En vez de ser livianas organizaciones para proveerles una vocación a un precio razonables, estas cobran un brazo y una pierna, que luego paraliza la actividad económica de sus graduados el tener que dedicarse largos años de sus vidas a pagar dichas deudas. Tal no constituye una sana política publica de economía nacional.

    A pesar de los contundentes problemas de la Junta de Control Fiscal que han abundantemente han sido señalados en multiples medios, es claro que Puerto  Rico simplemente no tiene una contundente base para oponerse al mismo.  El contraste hecho por Alejandro Garcia Padilla entre Puerto Rico con Estados Unidos y China no es factible porque China le presta dinero a EU, no se lo otorga gratuitamente. Es con mucha lastima que noto que el machete viene por ahi para hacer recortes que debieron haber sido hecho largos años atrás por nuestros líderes politicos.  Lo que mas lastima da sera la posible perdida de corporaciones publicas, tal como la AEEel ultimo bastion económico autóctono puertorriqueño.

    Nuestra economía por décadas ha sido una ficción, y ahora seria un buen momento para reflexionar sobre esta realidad y lo que implica para le futuro de nuestra sociedadno para levantar la bandera de guerra y oponerse a los dulces gratis que hemos recibido por décadas. Los resultas podrían haber sido previstos sobre las criticas que Ruben Berrios hizo en la década de 1980.   

 

Add a comment

Comments can be formatted using a simple wiki syntax.

They posted on the same topic

Trackback URL : http://www.ictal.org/index.php?trackback/859

This post's comments feed