El doble filo digital: reacción al “Archivo digital” de Joseph Harrison Flores


por Rodrigo Fernos


Hoy dia Joseph Harrison se reconoce por su afán de ‘digitalización’ del archivo general de Puerto Rico; un ‘millonario’  que pone la tecnología mientras las agencias ponen los recursos, el local y la mano de obra.  Este alega en su recién opinion en el periódico El Nuevo Dia que ha logrado digitalizar unas 6 millones de hojas hasta el momento. 

No tengo duda alguna que una cantidad sustancial de documentos han pasado por sus mano. No obstante, como va el refrán ‘nada es de gratis’, y la justificación sobre el cual el Sr. Harrison hace su planteamiento es algo preocupante.  Este escribe:

Sin embargo, la tecnología ha modificado el rol tradicional que éstos [bibliotecas y archivos] tenían. La inmediatez de la información en Internet ha puesto en riesgo las instituciones que no puedan ofrecer a sus usuarios la experiencia en línea. Para sobrevivir, las instituciones tienen que incluir la digitalización de los recursos y ampliar su ofrecimiento masivo a través de la red.


En otras palabras, ‘la tecnología lo cambia todo’ y los archivos y bibliotecas se van a quedar ‘obsoletas’.

Veamos.

1) Los archivos y bibliotecas no son corporaciones  que compiten en el mercado, y por ende no están sujetas a las mismas dinámicas que han afectado enormes ‘retailers’ como Borders, Sears, y tantos otras corporaciones que se han ido a la quiebra últimamente.  Los archivos y bibliotecas son instituciones de indole estatal cuyo propósito es salvaguardar el patrimonio histórico-cultural del país; con tal de que el estado siga existiendo, hay poca posibilidad que ‘mueran’. 

2) Desde un punto de vista histórico, la tecnología puede ser ‘complementaria’ o ‘sustitutiva’; los patrones mas comunes típicamente son las complementarias. La television no ‘mato’ a la radio, sino que ambos funcionan en diferentes espacios sociales. En sus inicios, el teléfono (Teléfono Harmondo) proveía servicios parecidos a la radio, pero como sabemos, son tecnologías que no son sustitutivas sino que amigablemente sirven funciones particulares en toda sociedad. Cada tecnología suele ocupar nichos distintivos, en acuerdo con los patrones socio-culturales de los piases respectivos.

3) Por un lado, es bastante obvio que la digitalización sirve principalmente para la difusión de información; este es su rol contributivo primordial, debido la facilidad de difusión de información con el internet hoy dia, como todos sabemos. Por otro lado, su función de ‘preservación’ es algo problemático debido los costos involucrados. Todo disco duro, de ‘platter’ o ‘solid state’ tiene una vida fija, que implica que siempre hay que estar comprando nuevas unidades para cambiar los que se dañan. (Bien sabemos la pésima reputación de mantenimiento en la isla.) En contraste con un pedazo de papel, que con poco esfuerzo dura miles de años, tal no es el caso para lo digital.

4) ¿Cuales son los derechos legales con respecto a la titularidad de los documentos digitales?  Si uno indaga en los registros de titularidad del dominion ‘adnpr.net’, es sorprendente ver que su dueño es el mismo Harrison y no el Archivo General de Puerto Rico. No he visto los contratos que Harrison tiene con las agencias estatales, pero este quizás es el aspecto mas preocupante. Se podría sugerir que Harrison se esta ‘apropiando’ de los mismos, al subirlos a un portal bajo su propio dominio y no de las agencias que contienen dichos documentos. Su propuesta de programa intenta hacer lo mismo con toda fuente de información que existe en la isla: municipios, bibliotecas, iglesias, etc etc etc.

5) Es bastante obvio que en el tira y jala entre lo estatal y lo privado—dinámica sujeto a constante oleadas como ha demostrado la académica de Yale Amy Chua—las corporaciones presumen tener derechos absolutos. Por ejemplo, Facebook y otras violan todo canon de ley, al constante estar modificando los términos de sus contratos con su audiencia—sin que la parte con el cual se contrata exprese cualquier tipo de opinan al respecto. (Incidentalmente, hoy mismo el gobierno de Ricky Rossello paso legislación prohibiendo la entrada de la AEE al servicio de las telecomunicaciones.)


No estoy diciendo que el proyecto de Harrison sea ‘malo’ necesariamente, sino simplemente que se carece de suficiente información para evaluarlo apropiadamente.  No sabemos cual va a ser el estatus legal a la larga.

El proyecto de digitalización de Harrison podrá irónicamente dar a la situación que el mismo alega esta intentando de prevenir: la obsolencia de los archivos y bibliotecas.  Es obvio señalar que si todo se digitaliza, no habrá necesidad alguna de recurrir a estas—algo que ciertamente pondrá su viabilidad futura en riesgo.

Bajo gobiernos ‘privatizadores’, podrán alegar que la ‘falta de uso’ implica su poca función social, y por ende la perdida de fondos que reciben.

Esto podría resultar ser el ‘clavo al ataúd’ de la puertorriqueñidad.


NOTA:
TRIBUNA INVITADA
El Nuevo Dia
domingo, 20 de agosto de 2017
El Archivo Digital Nacional de Puerto Rico
Por Joseph Harrison Flores
https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/elarchivodigitalnacionaldepuertorico-columna-2350039/

PD:
En una misiva, Joseph Harrison escribe:

Debido al espacio el Nuevo Día no incluyó el ultimo párrafo de la columna que leía de la siguiente manera:

El portal (www.adnpr.net) es consultado constantemente por investigadores y usuarios con los más diversos intereses.  Como parte del proyecto se han descubierto documentos inéditos que cambiarán la historia del País.  Pero sólo estamos comenzando.  Es necesario transformar los archivos y las bibliotecas del país de la época de “Blockbuster Video” y traerlos a la era de “Netflix”.  El no hacerlo los llevará a la misma suerte que sufrió el primero.




.

Add a comment

Comments can be formatted using a simple wiki syntax.

They posted on the same topic

Trackback URL : http://www.ictal.org/index.php?trackback/1252

This post's comments feed