El coronavirus fuerza a las empresas españolas a acelerar el teletrabajo


Fuente: El Pais



La crisis por el coronavirus está impulsando a marchas forzadas el teletrabajo. Vodafone España, a modo de simulacro por si la situación se agrava, ha enviado este viernes a sus 2.200 empleados a casa para que desarrollen la jornada laboral desde allí. Twitter ha comenzado a sacar más partido a herramientas como Slack y Google Hangouts para que las plantillas no acudan a las oficinas –el propio director ejecutivo, Jack Dorsey, ha mantenido reuniones solo telemáticamente desde hace un mes–. Microsoft prefiere que sus trabajadores se queden en sus domicilios durante las próximas semanas. Y estos son solo unos pocos ejemplos. Muchas otras compañías, por temor a la Covid-19, ven con buenos ojos el trabajo a distancia, al margen de su experiencia previa. El problema es que España es más de ir a la oficina.

Dentro de las propias recomendaciones del Ministerio de Trabajo, recogidas en una guía publicada esta semana, el teletrabajo emerge como “una medida que permita el desarrollo de la actividad laboral de forma alternativa”. También aclara que será temporal y extraordinario, que en ningún caso supondrá que los empleados tengan que poner de su bolsillo los medios tecnológicos necesarios. La cuestión es que ni todas las empresas están preparadas ni tampoco forma parte de su cultura. De acuerdo con el último estudio de Eurostat, solo el 3% de los españoles trabaja en remoto. Suecia o Islandia llegan hasta al 25%. “Tiene pinta de que habrá un repunte en los porcentajes, pero algo forzados por la situación que afrontamos”, sostiene Javier Blasco, director del Adecco Group Institute.

La ciberseguridad es un elemento crucial para que este estilo laboral funcione correctamente. Pese a que sea de forma sobrevenida, hay un gran riesgo si las organizaciones adoptan por las bravas el teletrabajo. Como argumenta Alan Abreu, responsable de ciberriesgos de Hiscox, los cibercriminales van a aprovechar que haya más gente conectada para sacarle provecho, sea suplantando identidades o robando información confidencial. Las grandes tecnológicas están muy habituadas al teletrabajo, conocen los protocolos, manejan bien la nube y cifran sus conexiones. Lo peligroso es llegar de nuevas a la moda. “En muchos casos, la propia empresa habilita un acceso y abre el abanico a que existan infinidad de vulnerabilidades. Lo más práctico es activar una doble autenticación, así como aplicar los parches y copias de seguridad necesarios”, explica Abreu.



Cont'd.

LINK:
https://elpais.com/tecnologia/2020-03-06/el-coronavirus-fuerza-a-las-empresas-espanolas-a-acelerar-el-teletrabajo.html

Discusiones sobre el mismo tema

URL de retroenlace : https://www.ictal.org/index.php?trackback/1895

Fuente de los comentarios de esta entrada