Los celos de Gerson Beauchamp


por Rodrigo Fernós


Lo bueno, y malo, de Twitter es que uno aprende de alguna manera el genuino pensar de las personas, que aflorece sin uno tener que sucitarlas.  

El otro dia en una discusión con Daniel Colón Ramos, un joven científico en la neurociencia que ha sido muy exitoso en sus descubrimientos y en promover la ciencia puertorriqueña, se inicio un 'sal pa fuera' con respecto a la creación de una academia nacional de la ciencia (NAS) en Puerto Rico. Conocí a Daniel hace casi 20 años atrás, cuando ambos éramos entusiastas de las posibilidades del internet en ayudar a desarrollar la ciencia puertorriqueña. Yo ya había formado un portal, ICTAL.ORG, para el 2002 y Daniel, quien entonces era un estudiante graduado en Estados Unidos, formo CIENCIAPR.ORG cuatro años después, para el 2006.  Fue una 'competencia' productiva, en el sentido que los diseños de los portales fue muy diferente. Para entonces yo estaba entrando en el apogeo de mi propios estudios doctorales, y tuve que poner a ICTAL.ORG en 'hiatus' para eso del 2008, cuando (para colmo de los colmos), sentí la fuente de toda queja independentista en Puerto Rico: el acoso y hostigamiento político.

Daniel había propuesto la creación del NAS, el cual me dio alguna preocupación. Como comente en mi reacción, es una idea bien intencionada, pero como dicen en Texas "the path to hell is paved with good intentions".  No es que yo, como pensó la cercana asociada de Daniel, Monica Feliu, me oponía a la colaboración; cómo le comente a ella, toda colaboración es bienvenida. Mi preocupación con la idea es que tanto Daniel como Monica carecen de conocimiento intimo de como se menea el bate aquí en Puerto Rico.  Daniel logro una importante posición en la Universidad de Yale, y entiendo que Monica trabaja también en algún sitio de Estados Unidos; es decir, ambos no han vivido sus vidas profesionales dentro de Puerto Rico, sino fuera de ella. Como destapo tan claramente la elecciones del 2020 y el verano del 2019, los procesos institucionales de Puerto Rico están plagados de acciones arbitrarias, erráticas e francamente inmorales. Como señale en mis comentarios, existe no tan solo una preocupante tendencia (que surge desde el periodo español colonial) del caciquismo en el ámbito político, sino que también muy poderosas corporaciones han ejercido una enorme presión en procesos políticos e institucionales de la isla. ¿Qué pasaría se se le da una enorme cantidad de poder a una institución científica? Me dio escalofríos solamente pensar en ello.

Para mi completa sorpresa, un físico de la Universidad de Puerto Rico en Mayaguez, el Prof. Gerson Beauchamp, empezó a insultarme al inicio de la conversación, sin ni tan siquiera escuchar las razones por mi preocupación. No tan solo se refirió a mi persona como un "molusco" sino que activamente me envió un comentario de una tal "Elena" (@elenaratelimit), que sonó mas a Pedro Rossello que nada. "[no claro] esta repleto de gente que habla muy lindo pero no componen nada. Prefiero lo que tiran al hígado. No podemos perder más tiempo en nimiedades". Una de las criticas mas fuertes ofrecidas a Pedro Rossello fue por el fenecido economista Eliezer Curet quien critico que no se establecieron 'modelos' antes de realizar cambios radicales al sistema. Bien sabemos todos la catástrofe que creo ese caciquismo sin moderación o dialogo democrático alguno: el colapso de las 936 y la crisis económica que vivimos hoy dia.  El proceso político bajo Pedro Rossello no fue no caracterizado por el dialogo razonado, sin por el atropello del poder. Como toda dictadura, su poder resulto en la arbitrariedad, y en sus tragedias mas grandes, como el colapso del buen sistema de salud que regia la isla. "Elena" propone un retorno a la ciega administracion 'Faustiana', que poco considera el impacto social o económico de sus políticas publicas--decisiones que fácilmente se hacen desde la comodidad de una cama leyendo Twitter, pero no desde la enorme responsabilidad de un gobernante digno y serio en la Fortaleza.

Por eso encontré tan chocante las expresiones del Prof. Beauchamp, quien nunca he conocido en persona, y francamente desconozco la razón por tan hostil postura en contra mi persona. Si me he 'topado' con Beauchamp el 21 de abril del 2007, cuando grabe una charla presentada por él para el grupo de energía renovable ACEER en Mayaguez, grabación y difusión que se realizo filantropicamente para ACEER. (Favor ver: https://www.ictal.org/INI/imagenes/2007/tecnologia_technology_2007/aceer_-_solar/gerson_beauchamp_y_agustin_.html)  Pero eso fue 'de lejitos' como 'camarógrafo amateur' quien buscaba nada menos que promover la ciencia puertorriqueña, y en particular la ciencia de la energía renovable como la del Prof. Beauchamp.

Nunca me he expresado negativamente de manera alguna sobre el profesor Beauchamp, quien ahora me entero brega con la física de refrigeradores solares. Nunca he hecho comentario difamatorio alguno sobre el calibre de su ciencia, el cual francamente nunca he procurado (al no estar en su campo académico) y mucho menos leído.  Podrán buscar en el historial del portal del Instituto de la Ciencia y Tecnologia en America Latina (ictal.org) en ningún sitio encontraran expresión atacante o difamatoria contra el Prof. Beauchamp--lo que hace su hostil reacción tan perplejamente. Simplemente no conozco al Sr. Beauchamp, nunca hemos hablado en persona y mucho menos por medios electrónicos, y por ende la única razón con el cual puedo explicar su hostilidad es meramente el "celo".

Su hostilidad 'pasiva agresiva', algo demasiado común en la academia, es bastante obvia. Nunca me acusa directamente, a pesar de que todas sus expresiones y ataques están dirigidos a mi persona. Notamos el 'celo' cuándo hice la siguiente prueba. A la candidata del MVC (Marilu Guzman), Beauchamp hablo del 'pliego acusatorio' contra Miguel Romero (PNP) que este alega eventualmente vendrá. A Beauchamp le pregunte en Twitter si "¿te incluyes en el pliego?", al cual el Prof. Beauchamp responde que nunca ha sido "Romerista" de la vieja o nueva guardia. En su defensiva reacción, aparentemente cegada por la contienda política, se le olvido al Sr. Beauchamp un dato 'científico' básico: Romero vive en San Juan, mientras que el Sr. Beauchamp vive en Mayaguez, y por ende la implicación no le aplicaba a él desde un principio.  

Como le comente al Prof. Beauchamp en la 'discusión' de Twitter, una genuina mente científica toma en consideración la evidencia y los argumentos asociados ANTES de llegar a una conclusión. Pero, al saltar a acusaciones y a empezar a insinuaciones difamatorias (un estereotipo puertorriqueño en Estados Unidos), Beauchamp rompe con todos los cánones y normas que rigen el mundo científico. No soy psicólogo, pero me parece que el Prof. Beauchamp debería de tomar un largo reposo del vaivén político, que ciertamente hace desquiciado a cualquiera que le pone demasiada atención. Por lo menos le ayudaría a traer alguna paz mental, que por lo visto tanto necesita.

Al Sr. Beauchamp, le digo lo siguiente: "Aliados en causas comunes no deberían de pelear entre sí."

beauchamp.jpeg, Nov 2020


Enlace a imágenes de todas las discusiones mencionadas en Twitter:

beauchamp.zip

Discusiones sobre el mismo tema

URL de retroenlace : https://www.ictal.org/index.php?trackback/2149

Fuente de los comentarios de esta entrada