Mirada al País: Un mundo raro


Fuente: CLARIDAD

 

En las postrimerías del 2021 es casi obligado concluir que está cerrando otro año extraño. Puerto Rico, desde hace rato, ha estado marcado por la contracción económica – en la que no han faltado inseguros “rebotes” provocados por el influjo de fondos federales –, por el peso de una deuda cuyo ajuste se anticipa como insostenible, por un desangramiento emigratorio que amenaza con desdibujarlo y por un gobierno inepto bajo la regencia de una junta imperial de corte neoliberal. Ni el gobierno ni la junta han estado ni están a la altura de los retos. Para colmo, contribuyen a la intensificación de los problemas.

Como si lo anterior no fuera suficiente, hace cuatro años el país sufrió el impacto de un poderoso y destructivo huracán del que todavía no se ha recuperado a cabalidad. Luego fue visitado por numerosos sismos que insisten en permanecer como huéspedes, sobre todo en los municipios del suroeste.

Tal vez sirva de consuelo que la última calamidad – hasta la fecha – es de alcance mundial: la pandemia. Sin embargo, no se debe olvidar el viejo dicho: “Mal de muchos, consuelo de tontos”. Las mascarillas quizás protegen, pero no unen.

 

Cont'd.

LINK:
https://www.claridadpuertorico.com/mirada-al-pais-un-mundo-raro/