Nos sacan de las playas y nos cobran por el sol


Fuente: Claridad

 

Entre las ventajas de ser islas tropicales, Puerto Rico se precia de tener playas hermosas y sol radiante todo el año. Tanto el mar y la playa como el sol son recursos naturales de uso común, que hasta ahora hemos disfrutado por igual, y gratuitamente, todas y todos los habitantes del archipiélago borincano.  Pero, en la situación de indefensión colonial en que se encuentra Puerto Rico, en estos momentos vuelve a arreciar con fuerza la amenaza de convertir nuestras playas públicas y el sol en productos del mercado. Esta no es una realidad nueva en nuestra historia colonial. Puerto Rico es rico en belleza natural y disfruta de un cálido clima todo el año, lo cual ha alimentado  la codicia de los mercaderes que buscan un buen negocio con recursos ajenos.

Las playas y la zona costanera de Puerto Rico por décadas han sido un objetivo preciado de grandes conglomerados hoteleros, turísticos y residenciales, para los cuales construir en el litoral costero representa grandes ganancias económicas. En Puerto Rico, las playas son de dominio público y su libre acceso consta en diferentes leyes del país. La propia Constitución de Puerto Rico, en su Artículo 6, sección 19 reconoce como política pública la conservación, desarrollo y aprovechamiento de los recursos naturales para el beneficio de la comunidad. Esto incluye las playas, desde siempre el entretenimiento familiar gratuito más favorecido por nuestro pueblo en todo Puerto Rico, Vieques y Culebra. No obstante, por décadas ha enfrentado escollos el uso y disfrute de nuestras playas públicas,  en la medida en que el afán desarrollista ha privatizado grandes franjas de litoral costero. Muchos de estos privatizadores han tomado medidas para limitar el acceso público a las playas circundantes.

Los sucesivos gobiernos coloniales han fallado repetidamente en defender nuestros recursos naturales costeros como patrimonio común de nuestro pueblo. Por eso, en distintos momentos y circunstancias, el propio pueblo puertorriqueño ha tenido que organizarse y movilizarse en defensa de sus recursos naturales y del libre acceso a las playas que le pertenecen. Otro factor que ha motivado la organización y movilización del pueblo es el impacto del cambio climático en la zona costera puertorriqueña, el cual  ha sido ignorado por gobiernos y desarrollistas, ocasionando el abuso y el maltrato de nuestros recursos costeros, su flora y fauna, y nuestras playas.


Cont'd.

LINK:
https://www.claridadpuertorico.com/editorial-nos-sacan-de-las-playas-y-nos-cobran-por-el-sol/